Cheatmeal, ¿Se puede controlar ó ajustar a los macros?

Hoy en Press Banca Fitness os dejamos un artículo escrito por Adrián Dominguez (Men’s Physique IFBB), esperemos que os guste su primer post para la web.

Cheatmeal, ¿Se puede controlar ó ajustar a los macros?

Muchos pensáis, bueno por un helado, un pastel o simplemente una pizza, no pasa nada, pues sí, sí pasa, pero hay manera de solucionar estos problemas.

A menudo, veo que la gente me dice:
Adrián, ¿como haces para comer alimentos fuera de dieta y no ponerte gordo?

Amig@s, recordad que la semana consta de 7 días, si sigues una alimentación equilibrada (sin excesos, respetando tus macros y tus necesidades calóricas) por una comida libre «CHEATMEAL» no os va a ocurrir nada, no vais a taparos, poneros gordos o simplemente tirar vuestro progreso a la basura.

Pero, es inevitable el pensar que darnos un atracón aunque sea en un momento puntual, podemos arruinar nuestra evolución, por eso os voy a mostrar a continuación una solución bastante práctica, que llevo probando desde la finalización de mis campeonatos, ya que al estar tanto tiempo restringido, al terminar, quise comer de todo, pero NO PERDER LA FORMA FÍSICA, algo muy complicado, pero que todos deseamos.

Bien vamos a pasar a explicar la manera en la que planifico mis comidas trampas para no causar retenciones innecesarias y ganar kgs de más.

1. Primero, y antes de todo, tienes que conocer tu cuerpo, saber tus límites y saber lo que necesita tu cuerpo (cantidades de macronutrientes, kcals, ejercicio diario, funcionalidad de nuestro metabolismo…). Me refiero a límites, porque tampoco se trata de abusar tanto como para ponernos mal@s, ya que eso si que sería una caída en nuestro progreso.

2. Bien, una vez tengamos controladas nuestras necesidades calóricas, sólo debemos ajustar los macros sabiendo lo que vamos a comer, es decir, si nuestra comida trampa, por ejemplo, es una tarrina de helado de kinder, debemos saber cuantas KCAL, HIDRATOS, PROTEÍNAS Y GRASAS contiene y ajustarla en nuestros macros.
Este paso es un poco complicado ya que podemos pensar en que no vamos a «pecar» y al final hacerlo y excedernos en nuestras necesidades. A continuación explicaré como solucionar este problema.

3. Si cuadramos los macronutrientes y kcal, no tenemos por que preocuparnos de engordar o perder la forma física, pero… si por el contrario te excediste en tu comida trampa, hay una forma de recuperarte de ese exceso, y se trata de al día siguiente, sabiendo cuantas KCAL nos hemos excedido, restringirlas en este día posterior al CHEAT, es decir, si nos excedemos 500 kcal, al día siguiente deberemos de consumir 500 kcal menos en nuestra alimentación. Pero.. ¿y de donde quitamos esas calorías? Pues de hidratos y grasas, ¡¡las proteínas no se tocan!!

4. Para terminar este artículo sobre la comida trampa, voy a realizar un ejemplo de cómo planifico mis comidas trampas en los dos casos:
CASO NÚMERO 1: Sabiendo que voy a realizar esa comida, en un día específico y sé que voy a comer.

– CALORÍAS A INGERIR NORMOCALÓRICA: 3200 KCAL
– MACRONUTRIENTES: 300 gr CH, 220 gr PR, 80 gr GR.

Supongamos que estamos a sábado, es día de realizar la comida trampa, pero no queremos excedernos, la comida trampa constará de:
1 pizza barbacoa (por ejemplo)
KCAL: 600 kcal
MACROS: 75 gr CH, 30 gr PR, 20 gr GR.

Ese día, desde que me levanto empezaría a reducir hidratos en las comidas, ya que las proteínas es un valor aceptable y las grasas también.

En vez de comer 300 gr de hidratos divididos en 7 comidas, realizaría una toma de 225 gr de hidratos divididos en 7 comidas, de esta manera quedarán 75 gr de hidratos para completar las kcal, los cuales lo obtendremos de la pizza.
Al igual deberiamos hacer con las proteínas y las grasas si nos excediéramos, en este ejemplo, me cuadran.

Esta es la manera de darte un capricho un día y no sentirte culpable.

CASO NÚMERO 2: Me han invitado a comer a un buffet y no tenía pensado hacer trampa pero… no pude evitarlo y me atiborré.

Lógicamente en un buffet no nos vamos a poner a contar los macros de los alimentos ya que no sabemos, ni que llevan, ni que cantidad estamos tomando, ni sus macronutrientes, además pareceríamos unos locos… jeje.

Bien y cómo solucionar esto.. pues es un poco más complicado pero no por ello debemos venirnos abajo.
Aquí si juega un papel más importante el tema metabólico, a algunos les sentará mejor, a otros peor, pero no os preocupéis, aquí os damos un consejo muy práctico, yo lo he probado y puedo deciros QUE EN MI CASO ME FUNCIONA, todo es cuestión de que lo probéis con ustedes mismos y ya juzguéis, recordad que no todos tenemos una genética privilegiada.

SOLUCIÓN: durante el día o los dos dias posteriores, dependiendo de cuanta cantidad de comida hayamos ingerido y también de como nos levantemos al día siguiente, debemos hacer día o días de descarga. ¿Que significa esto?
Descargar es quitar parte o total de los hidratos de carbono y en su medida las grasas, sólo mantendremos la proteína para asegurar que no se produce catabolismo muscular.
De esta manera vaciaremos los depósitos de glucógeno y se producirá la pérdida de agua y grasa obtenida en esa comida trampa.

¡Saludos pressbanquistas!