¿Qué es el día trampa?

Muchos de la familia Press Banca Fitness que entrenáis duro a diario en el gimnasio, a la hora de realizar una dieta de definición, mantenimiento o volumen (porque en volumen no se debe comer de todo) habréis oído el concepto del día trampa.

El día trampa en cualquier dieta no es más que un día o mejor dicho una comida y una cena en la que se salta completamente y se come lo que le apetezca, pero ¿es verdad que el día trampa en la dieta es bueno?

En primer lugar hay que dejar claro que aunque se conozca como día trampa y también comida trampa, lo correcto es lo segundo. Realizar solo una comida fuera de nuestra dieta a la semana.

¿Por qué se recomienda el día trampa en nuestra dieta?

El concepto de día trampa no sirve para todas las dietas, es decir, existen dietas bajas en calorías… en la que no está permitido saltarse la dieta ni un sólo día si quieres obtener resultados positivos.

El concepto de día trampa se usa en dietas estrictas de fitness o culturismo, y se basa en comer ese día lo que quieras, con el fin de sorprender al cuerpo y liberarte de la presión de tener que comer siempre lo mismo sin poder caer en tentaciones.

Este día es una liberación y sería como una recompensa por el trabajo bien realizado durante toda la semana con una dieta estricta.

La clave del día trampa.

Si habéis realizado cualquier dieta habrá llegado el momento en que se siente una irresistible tentación a algunos de los alimentos prohibidos.

Llega un momento que lo pasas mal y dejas de lado tu objetivo, y pecas. Está claro que es muy difícil decir que no a estas tentaciones.

Para eso existe el día trampa en la dieta. Tenemos una comida y una cena un día de la semana para comer lo que queramos, aunque, lo ideal es realizarlo con medida y no pecar con grandes cantidades.

Las comidas trampas  queman más grasa.

Se ha demostrado científicamente que los fallos en la dieta pueden resultar muy positivos para la dieta en sí.

Si a lo largo de una dieta estricta, tenéis deseos de comer comidas altas en grasas y calorías hacerlo con cabeza y una vez a la semana (no os paséis que nos conocemos) debemos hacerlo.

El día trampa sirve para saciarnos.

Tienes que evitar las tentaciones, sí, pero no siempre. Está claro que caer en ellas lo mínimo posible es mejor que caer a menudo y la mejor manera de caer pocas veces es hacer un día de la semana en la que puedas comer lo que te apetezca: el día trampa.

Si habláis con culturistas profesionales os dirán que ellos hacen un día trampa (una comida) para que el cuerpo se sorprenda y así no acumule tanta grasa, y es cierto, pero realmente lo hacen porque así llevan mucho mejor la dieta y les ayuda a ser más disciplinados el resto de los días de la semana.

Tu cuerpo ese día se sentirá recompensado. Es algo que tanto mentalmente como corporalmente será aceptado de una forma positiva por nuestro organismo.

¡Dieta estricta y una comida de recompensa a la semana!

Un saludo, Press Banca.