Mentalizarse, clave del éxito.

¡Buenos días, pressbanquistas!

Hoy estamos aquí para hablar de un tema muy importante en el entrenamiento y que podemos extrapolar a muchísimos aspectos de nuestra vida. La capacidad de la mente, mentalizarse y optimizar lo que estamos haciendo.

Mentalizarse, clave del éxito.

En este caso, y como no puede ser de otra manera nos centramos en el entrenamiento de fuerza. Y es que, es habitual y error común a la hora de entrenar en el gimnasio, ver a usuarios distraídos (móvil, hablando en exceso, pensando en otras cosas…). Y en eso nos vamos a centrar hoy.

La clave de mentalizarse que vamos a entrenar, que tenemos que poner toda nuestra concentración en cada serie para sacarle el máximo partido, ¿os suena eso de conexión mente-músculo? Pues tiene su lógica en esto que estamos hablando.

Una técnica que personal a mi me funciona es ver vídeos de motivación antes y/o durante del entrenamiento, música que te motive, y algo que siempre hago: visualizar mientras voy al gimnasio cómo quiero que sea ese entrenamiento, lo que voy a hacer y para qué. Focalizar nuestro objetivo.


Esta mentalización no es fácil, la experiencia te da esa capacidad de aislamiento y concentrarte en lo que estás haciendo, pero es algo que debemos trabajar. No es algo casual.

Es lógico y evidente que no todos los días vamos a poder entrenar igual de motivados, con las mismas ganas, con buenas sensaciones o con un estado de ánimo ideal, pero como ya hemos dicho antes, la idea es optimizar el entrenamiento, y aunque hoy no sea tu día, sacas un buen entrenamiento. Uno que sume, que hayas trabajado adecuadamente.

En este sentido es clave olvidarse del móvil, es un consejo personal. Dejarse durante una o dos horas el móvil en la taquilla y olvidarse del trabajo, problemas personales o tareas que debemos realizar posteriormente, porque esto nos va a crear interferencia con nuestro entrenamiento, que es lo que importa en este momento. Estamos en el gimnasio, vamos a entrenar, y vamos a aprovechar ese tiempo. Tu mente te lo agradecerá también.

Por experiencia personal, un enfoque óptimo es fundamental, y ya no sólo por evitar lesiones, sino englobando esta parte de preparación mental que antes hemos hablado. Concienciarte de lo que viene, y de que vas a dar el máximo.

Ir a entrenar no es lo mismo que ir al gimnasio. Así que si tu objetivo es mejorar, mentalízate, concéntrate en tu entrenamiento, y busca cada día, que ese entrenamiento sea productivo.

Espero que os sea de ayuda pressbanquistas, y lo pongáis en práctica.

¡Qué tengáis un buen fin de semana, pressbanquistas!

Artículo escrito por @r9press

Twitter – @Press_Banca
Facebook – Press Banca Fitness
Instagram – @press_banca

 

Gula y ansiedad, ¿qué podemos hacer para combatirla?

Hoy en Press Banca Fitness os vamos a dejar un post para momentos en que estamos a dieta y nos entra esa ansiedad/gula por comer alimentos tentadores que están totalmente fuera de cualquier dieta como dulces, fritos, comida basura, etc…

Gula y ansiedad, ¿qué podemos hacer para combatirla?

Todos pasamos por esos momentos de gula y ansiedad en que las ganas de comer dulces y similares es muy grande, y es que sobre todo a las mujeres, esto todavía nos afecta más por nuestras hormonas.

¿Qué podemos hacer entonces?

La solución es el CONTROL de nuestra MENTE. Si nuestra mente está en equilibrio, tranquila y sabiendo que estamos en ese camino para llegar a conseguir lo que queremos, tenemos que ser autosuficientes para llegar a controlarnos y saber que todo lo que nos «saltemos» nos alejará de nuestra meta y por lo tanto se aleja el objetivo. Recordad que cualquier situación emocional o de estrés también nos afectará muchísimo en este sentido y por lo tanto esta es una tarea pendiente si de verdad queremos ponernos al 100% con nuestro propósito.

Esto de la mente es lo más acertado, pero también es cierto que tendemos a ser más vulnerables en algunos casos así que vamos a ver qué es lo que podemos hacer para remediar estos «ataques» antes de ser un Homer Simpson y atacar todo lo que se nos ponga a nuestro alcance, con la consecuencia de sentirnos fatal después de ello.

Consejos

Recuerda que muchas veces confundimos «hambre» con «sed». A veces es suficiente hidratarnos para rellenar ese hueco que inconscientemente nos pide comida. Agua, infusiones, tés…aprovechad para conocer éste mundillo que llega a apasionarte y crearte una adicción muy sana.

Recuerda también que muchas veces confundimos «hambre» con «gula». Para saber qué es lo que tienes piensa en si en ese momento optarías por un trozo de pollo o sólo quieres ese dulce… cuando quieres comer ese trozo de pollo es evidente que tienes hambre así que adelanta alguna ingesta de tus comidas en el día antes de picotear cualquier cosa que veas.

Vegetales con FIBRA. Una de las cosas que jamás faltan en mi nevera son APIO, ZANAHORIA y PEPINO. Apenas aportan calorías y tienen un alto poder saciante.

NO SALTES COMIDAS… a veces pensamos que como hemos hecho una comida trampa el fin de semana tenemos que quitarnos comida después…y es un ¡ERROR! sigue con tu dieta como normalmente lo haces y sobre todo come cada 3 horas aproximadamente.

Utiliza CARBOHIDRATOS LENTOS, el efecto que tendrán en tu nivel de azúcar en sangre será mínimo y además mejorarán tu metabolismo. Por ejemplo, avena, arroz integral, etc.

Y ahora para los que todavía no tengan suficiente, éste es un truco que yo siempre utilizo en mis épocas de DEFINICIÓN cuando mis ingestas quedan más pobres. El Policolinato de Cromo, este suplemento nos ayuda a mantener estable nuestro azúcar en sangre (lo regula), por lo que nos mantiene sin esa sensación de ansiedad y gula por picotear dulce.

¡Así que a partir de ahora vamos a poner estos trucos en marcha, antes de atacar!

Escrito por: Rakel Albundio (Entrenadora Personal)
Modificado por: Press Banca Fitness

¡Buenas tardes pressbanquistas!

Gula y ansiedad, ¿qué podemos hacer para combatirla?

Hoy en Press Banca Fitness os vamos a dejar un post para momentos en que estamos a dieta y nos entra esa ansiedad/gula por comer alimentos tentadores que están totalmente fuera de cualquier dieta como dulces, fritos, comida basura, etc…

Gula y ansiedad, ¿qué podemos hacer para combatirla?

Todos pasamos por esos momentos de gula y ansiedad en que las ganas de comer dulces y similares es muy grande, y es que sobre todo a las mujeres, esto todavía nos afecta más por nuestras hormonas.

¿Qué podemos hacer entonces?

La solución es el CONTROL de nuestra MENTE. Si nuestra mente está en equilibrio, tranquila y sabiendo que estamos en ese camino para llegar a conseguir lo que queremos, tenemos que ser autosuficientes para llegar a controlarnos y saber que todo lo que nos «saltemos» nos alejará de nuestra meta y por lo tanto se aleja el objetivo. Recordad que cualquier situación emocional o de estrés también nos afectará muchísimo en este sentido y por lo tanto esta es una tarea pendiente si de verdad queremos ponernos al 100% con nuestro propósito.

Esto de la mente es lo más acertado, pero también es cierto que tendemos a ser más vulnerables en algunos casos así que vamos a ver qué es lo que podemos hacer para remediar estos «ataques» antes de ser un Homer Simpson y atacar todo lo que se nos ponga a nuestro alcance, con la consecuencia de sentirnos fatal después de ello.

Consejos

Recuerda que muchas veces confundimos «hambre» con «sed». A veces es suficiente hidratarnos para rellenar ese hueco que inconscientemente nos pide comida. Agua, infusiones, tés…aprovechad para conocer éste mundillo que llega a apasionarte y crearte una adicción muy sana.

Recuerda también que muchas veces confundimos «hambre» con «gula». Para saber qué es lo que tienes piensa en si en ese momento optarías por un trozo de pollo o sólo quieres ese dulce… cuando quieres comer ese trozo de pollo es evidente que tienes hambre así que adelanta alguna ingesta de tus comidas en el día antes de picotear cualquier cosa que veas.

Vegetales con FIBRA. Una de las cosas que jamás faltan en mi nevera son APIO, ZANAHORIA y PEPINO. Apenas aportan calorías y tienen un alto poder saciante.

NO SALTES COMIDAS… a veces pensamos que como hemos hecho una comida trampa el fin de semana tenemos que quitarnos comida después…y es un ¡ERROR! sigue con tu dieta como normalmente lo haces y sobre todo come cada 3 horas aproximadamente.

Utiliza CARBOHIDRATOS LENTOS, el efecto que tendrán en tu nivel de azúcar en sangre será mínimo y además mejorarán tu metabolismo. Por ejemplo, avena, arroz integral, etc.

Y ahora para los que todavía no tengan suficiente, éste es un truco que yo siempre utilizo en mis épocas de DEFINICIÓN cuando mis ingestas quedan más pobres. El Policolinato de Cromo, este suplemento nos ayuda a mantener estable nuestro azúcar en sangre (lo regula), por lo que nos mantiene sin esa sensación de ansiedad y gula por picotear dulce.

¡Así que a partir de ahora vamos a poner estos trucos en marcha, antes de atacar!

Escrito por: Rakel Albundio (Entrenadora Personal)
Modificado por: Press Banca Fitness

¡Buenas tardes pressbanquistas!

¿En qué consiste la dieta de la zona?

La dieta para estar en la zona, nació en Estados Unidos de la mano de Barry Sears.

Su objetivo es el bienestar, la ausencia de enfermedades, en definitiva, la salud óptima en el estado metabólico del cuerpo y la mente, funcionan al máximo de su eficiencia (eso es estar en la zona). La vía para entrar en la zona consiste en una dieta equilibrada, en la que hidratos de carbono, proteínas y grasas se encuentran rigurosamente controlados dentro de cada comida (control de los macronutrientes).



Esta dieta nace en un principio como oposición a las dietas ricas en hidratos de carbono que popularizaban los primeros culturistas y que hoy en día aún seguimos viendo, leyendo y practicando, puesto que Barry Sears comentaba que éstas no consiguen hacer desaparecer el exceso de grasa corporal. Debido a que provocan una superproducción de insulina, y la producción de eicosanoides malos. El exceso de insulina se traduce en un descenso del nivel de azúcar (glucosa) en la sangre, que es transformada en grasa y al mismo tiempo bloquea el acceso a nuestras reservas de grasa, todo ello en última instancia conduce a la posibilidad de contagiarse de enfermedades. Esta es la explicación de porqué las dietas altas en hidratos de carbono, producen sensación de fatiga, cada vez hace que nos sintamos con menos energía física y cada vez acumulemos más grasa corporal (según Barry Sears).

En la zona se tiene más fácil el acceso a las reservas de grasa acumulada
(en vez de a los hidratos de carbono acumulados) como fuente de energía, lo que además se traduce en una mayor concentración mental, que no sólo ayuda a ser más productivos, sino que mejorará el rendimiento físico y por consecuencia nuestro físico.

En la dieta para estar en la zona, se aconseja realizar cinco comidas al día, dos de las cuales serán livianas. Siempre controlando las calorías y macronutrientes de nuestra dieta diaria.

Los alimentos recomendados de la dieta de la zona son los siguientes:

Hidratos de carbono: el beneficio de los hidratos de carbonos depende de su velocidad en ingresar en el torrente sanguíneo (indica su índice glucémico) de la velocidad en que son transformados en glucosa depende la mayor o menor secreción de insulina.

Hemos de evitar los alimentos con un alto índice glucémico como el azúcar refinado, la miel, la glucosa, el pan blanco, las patatas y todos los cereales, pastas y productos hechos con harina blanca (refinada). Por el contrario, tomaremos aquellos de absorción más lenta y que encontramos en las frutas, verduras, legumbres y cereales integrales ya que la fibra ayuda a descender la absorción de azúcares y grasas (tanto en cuanto a cantidad como en velocidad).

Proteínas: entre las proteínas animales recomendadas, están las carnes de pollo, ternera, pavo y conejo, así como los pescados azules y blancos. Huevos, yogures y leches fermentadas, evitaremos el resto de productos lácteos enteros, como los quesos. También podremos hacer nuestras combinaciones con proteína en polvo.

Grasas: Las grasas las obtendremos del aceite de oliva, el aguacate o los frutos secos.

¡Síguenos también en Facebook y ayudanos a seguir creciendo!

La actividad física ayuda al cerebro a soportar el estrés

Esta afirmación nos la dan los científicos de la Universidad de Princeton situada en New Jersey (Estados Unidos) después de una larga investigación.

Dichos científicos aseguran que hacer deporte disminuye la excitación neuronal que sufre el cerebro cuando nos enfrentamos a una situación estresante.

La actividad física logra que los nervios no afecten a la actividad normal del cerebro, y nos ayude a canalizar está situación y afrontarla de una manera mucho más positiva.

La liberación de endorfinas al hacer algún tipo de actividad física o deporte, hace que nos sintamos mejor y podamos disfrutar más de la vida.

Si aún no haces algún tipo de actividad física, desde Press Banca Fitness te animamos a ello. Es importante tanto para la salud, para el cuerpo, como para la mente.