Diario de un Men’s Physique. Un mes para el debut en competición oficial.

¡Hola a todos los presbanquistas!

Soy Rubén Hidalgo, creador y bloguero de esta web, como habéis podido ir viendo por fotos y demás, este año me he propuesto competir en Men’s Physique, mi debut en competición.

En varios artículos iré escribiendo mi evolución. Mi experiencia personal, como va cambiando mi dieta y mi rutina de entrenamiento, los suplementos que tomo, como haré la puesta a punto, etc.

Podéis seguidme en mi página personal de Facebook también: Rubén Hidalgo

¡Espero que os guste!

DIARIO DE UN MEN’S PHYSIQUE. Tercer capítulo.

A falta de 29 días para mi primera competición estoy resfriado. Si ya tenía pocas fuerzas para entrenar, ahora menos…

Manteniendo las calorías he bajado a 88,6kg (supongo que el resfriado ha influido). Sigo hasta el seis de abril, igual. Y a partir de ese día comenzamos a descargar. El dos de mayo sería mi debut.

A pesar del déficit calórico, al reducir el volumen de trabajo (musculación), mi rendimiento no se ha visto afectado en gran medida. Entreno con intensidad y energías, es a la hora de finalizar el cardio cuando me veo más pagado y necesito tomar mi post entreno.

(Foto realizada en el gimnasio del Puerto de la Torre (Málaga), Physical Training and Sport después de una sesión de entrenamiento).

Durante el día no tengo esa sensación de estar lacio (modo zombie) todo el día como cuando estoy en descarga de hidratos de carbono. Aunque esté en déficit y con muy pocos hidratos, se notan. Por lo menos yo.

Ya estamos en pie. Lunes, y comenzamos a descargar de nuevo a veintisiete días de la competición. Empiezo quitando los hidratos de carbono de la segunda merienda (25gr de pan de centeno). Es muy poco, pero daba vida en estos momentos. Comienzan las últimas cuatro semanas antes de debutar en mi primer campeonato de Men’s Physique (Campeonato Provincial de Málaga). Queda lo más duro, pero también lo más emocionante.

Finaliza el día con el entrenamiento de hombros, y las dos sesiones de cardio (post entreno y por la tarde-noche a ritmo suave) diarias completados. Buenas sensaciones a pesar del resfriado. Nos vamos a dormir. ¡Mañana a por más!

Siete de abril, me levanto bastante mejor. La congestión nasal no es tan abundante y ya no tengo dolor de cabeza. Vamos a por el desayuno (100gr arroz integral cocido + tortilla de 7 claras + especias + café solo), y a entrenar dorsal.

Buen entrenamiento de dorsal, las energías por las mañanas aún las tengo, lo paso peor en la segunda sesión de cardio, a la tarde. En este caso, martes, que es uno de los días que tengo academia de oposiciones (de 16h a 20h), el otro día es el jueves. Es cuando peor lo paso, no sé si es porque en esas cuatro horas el estar atento también me deja sin energías, la concentración, no sé, pero los martes y jueves llevo a la segunda sesión de cardio, muy cansado. Y tras los cuarenta minutos, dejó la cinta, zombie…

He ido al centro donde me preparo (Physical Training and Sport), y peso 87,650 tras el primer recorte de esta segunda descarga previa al campeonato. Solo estoy 150gr más, que lo más bajo que he pesado durante la preparación. Quedan algo menos de cuatro semanas y estoy perdiendo peso rápido. Visualmente no pierdo músculo, pierdo grasa y gano calidad. Hay que seguir así…

(Foto del peso a falta de menos de un mes para competir y de una de mis cenas precompetición, verduras y merluza).

Si queréis leer los anteriores capítulos:

DIARIO DE UN MEN’S PHYSIQUE. Primer capítulo.

DIARIO DE UN MEN’S PHYSIQUE. Segundo capítulo.

¡Saludos pressbanquistas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *